ese miedo

ese miedo a estar vacío por dentro
ese miedo, otras veces, a explotar
ese miedo, a que se detenga el río
ese miedo, otras veces, que nunca vaya a parar

el concreto
   del poema o la red
          terminada
    que es como una calada
                 de aire fresco y húmedo

ese ahora, ese después, ese antes
         ese nunca, ese siempre
              que cambian
                     irremediablemente

el caballo pasa montado
         o a veces suelto
               ahí vamos
                     sin libertad
                           y no sabemos
                     con libertad
                           y no sabemos

#niunamenos

hay quienes van por ahí, con máquinas, cortando toda flor
hay quien arranca una que otra, uno que otro día

pero hay quienes las cuidan y las cultivan
quienes saben amar su aroma
deleitarse en color y forma

las flores fueron quemadas, pisoteadas, prohibidas
pero las flores embellecen, completan, alimentan

la belleza no se destruye
haya armonía con Natura.

si llegamos tarde

si llegamos tarde, le dijo el sol a la luna
                qué harán los enamorados
                qué harán los trabajadores
si llegamos tarde, le dijo la primavera al verano,
                qué será de las flores
                qué será de los sembrados
si llegamos tarde, le dijo la muerte a la vida
                qué será de las historias
                qué será de los ciclos.

Bagaje

Escribir los pensamientos, como quién revisa su desván, sacando una que otra cosa, intentando ordenar toda este equipaje mental.
Cuando hablo, las ideas se mueven rápido, se contraponen, invitan a una reflexión muy profunda. Una charla no es lugar para pensar, escribir lo es.

poemiña

me perdí en la edad del sol,
y no encontré la última pieza del rompecabeza,abandoné toda búsqueda, y hoy
vago por el laberinto sabiendo que nunca saldré

amor nºX


yo quiero que el amor sea como una rosa que se abre, que vive con su fulgor rojo o blanco o celeste, por un tiempo, hasta que se seca, se cae, y se olvida, pero... al tiempo otra rosa vuelve a nacer, o un durazno o un cerezo
o una papa o un tubérculo
yo quiero que la vida tenga todos esos colores que se ven al amanecer
o que sea oscura como una caverna
pero que sea vida
supongo que algunos amores no son como flores
más bien son como esos árboles milenarios
y esos son los que por ahí ves, que duran tanto, pero... algunos amores son como flores
---muy lindo poema
---jaja gracias
---lo publico?
podría agregarle que también querré un amor como una palmara yatay, que vive cientos de años

todos...

todos tenemos un mambo encima,
y ahí vamos
bailando como idiotas
a veces juntos, a veces solos
escuchando el sonido de las botas
y los tacones
al caminar
por los pasillos
del hospicio...

página de calendario azul

I
el grito viene de dentro y de lejos, inaudible,
no lo quiero pero está y no sé
cuándo cuajó el queso
y por qué no llegó el otoño
si ya estamos en marzo

II
la poesía no se escribe con birome
la poesía se escribe con vida
y después la birome escribe la poesía

III
ella es a mi entender, un ser extraño
me pide, dos por tres, un tiempo para pensar
y mi entender es pobre, serán así todos esos seres de pestañas?
será así una hermana en especie, o es verdad que
                                                     encontré oro en california?

IV
qué es lo que importa? que esa palabra se riegue
                                     como el SIDA?
que se repitan los días de mi vida? que haya algo
                                                        dos veces?
                                                        o más?
o dejar todo e irme a dormir...
que en realiadad es más de lo mismo...
y a dónde ir? a dónde hacer el bien?

poema

el poema aquí,
como tu rostro allá,
siempre,
para poder volver
y ver, que estás

nota

no hay oscuridad
porque hay fuego,
no hay soledad
porque están los amigos

aquí

este laberinto
esta vivo, y las
paredes se mueven,
o me persiguen,
o no me dan bola...
(ni el sol se salva)

la puerta blanca

Vamos como volando, soltando el aire que ya fue soltado
con unos ojos que ya son anclas del destino que siempre corre
igual al viento, que no existe si está quieto

una marejada de palabras que me hunden en lo que puedo llamar mi pozo
y no sé a quién pedirle que me ayude con la carga, de tanto vacío

hay ideas que no volveré a intentar, pero, todavía no dí con la puerta blanca
esa, tan general, tan común, tan conocida
y yo acá, pensando (es esta mi perdición) que las estrellas me dirigen por un camino
que realmente es un camino
o no
o no sé

el silencio como una llama de fuego que oscurece
siento el balazo en la espalda arder, otra vez
y recuerdo ese hijo
y escribo novelas rápidas de mi vida, que no creo
y escucho palabras mías, que no sé si son mías, y a veces sí, parece, y creí
que esto ya estaba
solucionado

dónde está el interruptor de la luz, dónde está la puerta blanca, cual es la verdad?
o es también viento? y mañana me pinto el pelo de verde?