quizá este momento

cuando los sonidos son luciérnagas
en la noche olvidada y campestre,
las cortinas no se cierran
porque el sol nos alumbra,
cuando el viento afónico
asume papel de poema
...

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario