anécdota

Encontró el gatito al sol, desvanecido;
lo levantó en sus manos
y exhaló su último suspiro.

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario