ya publicado

te preguntas por qué la gente no tiene el ojo que tenés vos, y hasta ves un pozo cuando pensás en ellos, así no se puede seguir empezás a decir, pero seguís, cómo? ... como aquel loco que no se preguntaba a si mismo quién soy, sino que se lo preguntaba a los otros, y a como nadie nunca le diga nada, nunca sabrá de su identidad...

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario