L

-Hola (entró en la habitación)
-Cómo andás?
-Yo bien
-Y yo... (no alcanzó a terminar la respuesta que...)
-Estás haciendo otra de tus obras maestras?
-No lo sé (como olvidándose del tema)
-Cómo no lo sabes? (pregunta asombrado y curioso)
-Qué acaso ahora yo tengo el amor de todos los hombres? (enojada, revolviendo un asunto viejo)
-Qué quieres que te diga? (como dando vueltas, mirando la habitación, husmeando)
-Ya sabes qué quiero que me digas! (reprochando)
-Sí, ya lo sé y... (como retornando también él al asunto viejo)
-Tengo el amor de muchos de los hombres, de todos se podría decir..?. (empieza recitando, termina indagadora)
-...No, creo que estás haciendo otra de tus obras maestras. (afirma como un niño que se aburre al mismo tiempo que vuelve a su anterior curiosidad y se va)

dedicado a La UmpaLumpa 

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario