ese miedo

ese miedo a estar vacío por dentro
ese miedo, otras veces, a explotar
ese miedo, a que se detenga el río
ese miedo, otras veces, que nunca vaya a parar

el concreto
   del poema o la red
          terminada
    que es como una calada
                 de aire fresco y húmedo

ese ahora, ese después, ese antes
         ese nunca, ese siempre
              que cambian
                     irremediablemente

el caballo pasa montado
         o a veces suelto
               ahí vamos
                     sin libertad
                           y no sabemos
                     con libertad
                           y no sabemos

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario