llamas muerte

llamas muerte a cambiar de palabra
llamas muerte a la desaparición del oso
llamas muerte a dejar de ver el osito
pero si solo te has dado vuelta
llamas muerte a cualquier segundo
llamas muerte a algún verso que consideras
el último del poema
llamas muerte al cese de latidos
en un corazón
lo llamas corazón muerto
llamas muerte a algo
y punto
es la muerte
es la muerte
cambiamos de administración
es la muerte
es la muerte
se acabó la ley que nos enriquecía

alguien mete un gol y otro grita
y otro
y el partido termina mal
llamas muerte
a que dejó de respirar
el pibe que apuñalaron
hasta la muerte
llamas muerte
...

5 comentarios:

  1. quiero probar si llega mi comentario

    ResponderEliminar
  2. Hablas de la muerte, poeta, y juegas con su nombre saltando entre los versos como en una rayuela literaria.
    Hablas de la muerte con una soltura
    casi incosciente.¿sabes, poeta, qué es la muerte ?.
    Se puede morir y estar vivo y es ya no amar, ni reír, ni ver el sol, ni el azul,no creer ni soñar.
    Se puede morir y estar de verdad muerto y todo nuestra vida habrá pasado al olvido sin riberas.Es no volver jamás , no retornar nunca, es entrar a la Nada .
    No juegues , poeta , con la Muerte.ya, irrmediablemente vendrá un día a hundirnos en el silencio absoluto.
    marita faini Adonnino

    ResponderEliminar
  3. bueno, nadie dijo que me estuviera riendo de la muerte, si yo se qué es la muerte, me río de lo que llaman muerte, me río de que le teman a la vida

    ResponderEliminar