descargo forense

una gota del profundo océano
que pulsa mi bordona más gruesa
y veo
esas caras rosas, iluminadas
esas casas pintadas a cal
esas primaveras
tan lejos ahora
y la nube...
el agua se condensa
empiezo a llorar
con la confusión de los pájaros en el huracán
y es que mi raíz ha sido siempre la misma
y viví un sueño ligero
del que acabo de despertar
y grito, grito, grito
y no me escucho
ya no me escucho...

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario