si de algo sirve

improvisar un cuento
ridículo
pidiendo ayuda a los dioses
que se lea el verso
dando vueltas
como muerto en un dos por uno
preocúpese por lo suyo
me repito
cuando me salgo del tema
tirado durmiendo
la mona
recordé
que ni hacía falta
qué decir
las palabras mágicas y la luna más grande
que nunca
me abandonaría
el sueño
y la transpiración que no siempre es fría
para que este poema
quede pipí-cucú
y los asientos no
cómodos
que se arreglen
por favor
deje algo
de su voz aquí en el sombrero
que de lejos
el sol nos alumbra a todos
sale a trabajar doble turno
dele una propina
atienda a lo
que llama
que fuego
ducha
afeitada
lo van a mostrar sonriente como contento
aunque no
tenga un solo peso
o las
pulgas lo abotonen
nada más
queridos amigos
creo
que es suficiente
y si ella quiere reclamarme
pues que se vaya al mazo y no hable
que así es mejor y lo prefiero
es poesía
estar esperando
y solo
que nadie jamás aparezca
¿no?

2 comentarios: