personal

de nuevo me gustan los doors
creo que si digo que de chico mi padre
me negó algo y hasta hoy lo recuerdo
puedo recibir más amor que escribiendo
poesía
como la que escribo

si bien toda mi vida me sucedieron
cosas extrañas, las de este último año
han sido las más sorprendentes
y no me refiero a que visité una montaña
y sentí una inmensa paz
no visité la montaña pero sentí
cosas que no puedo ni describir
que son como voces en el viento
que de repente me amigaba con los fantasmas
que podía ver más allá de lo común

y pensar que hace unos seis años
estaba desesperado por esto
porque mi vida estuviera cargada de vida
y ahora no tengo tiempo ni de extrañarme

y te pensás que alguien comparte conmigo ésta felicidad?
o las amarguras? o que tan solo...
sí, a este blog entran muchas personas, pero cuántos
...
pero cuántos qué? seres invisibles, que ni sé
bueno, es verdad, está bueno si lo mirás como que
tanta gente que no dice nada me deja decir muchas cosas
y que todo lo que tengo ahora es gracias a la ausencia
de todos
ves?
me pasan cosas como éstas
se me ocurren éste tipo de ideas,
y a mi me matan
pero vos vas a decir... uh, que tarado
mirá la idea boluda que lo alegra
y bueno
ya lo decía el poeta, quizá en la soledad no haya dolor,
tema complicado la soledad
yo no creo que esté solo
porque es casi un concepto idiota
me refiero a que en el mundo que somos...
todos los mundos están solos
pero no por eso están tristes
o bueno, hay mundos tristes
y los mundos a veces somos solo los unos
uno es dos mitades
o una mitad y dos rebanas de cuarto,
bueno,
ves? se me ocurren éstas ideas
que nunca se me habían ocurrido
se abrieron todos los cerrojos de mi mente
y cuando escribo...

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario